Empecé las clases con el profesor Álex. Es una persona maravillosa. El ordenador me gusta mucho, pero me cuesta un poco. Yo siempre soy positiva en todo. Suerte que tengo un profesor que nos enseña todos los temas y tiene toda la paciencia del mundo.

He empezado hace unos días una nueva actividad en el Casal; gimnasia suave. Me gusta mucho porque me va muy bien para la artrosis y la circulación.

Cuando empecé a hacer actividades en el centro me encontré con gente fabulosa que te ayudan y te enseñan todas las actividades. Los profesores están enseñándote muy bien. 

Ahora contaré un poco mi vida. Empecé a trabajar a los 13 años en la sastrería. Me tenían que esconder porque venían los inspectores y no podía trabajar con esa edad, pero estuve hasta los 18 en la sastrería.

Después me fui a una fábrica de bolsos y monederos. Mi madre ya trabajaba allí de maquinista de bolsos. La fábrica se llamaba Duràn i Sabater. Allí aprendía a hacer bolsos y llegué a ser oficial.

Siempre me gustó hacer muchas actividades. Después de casada y jubilida me apetecía aprender a utilizar los ordenadores. Una amiga me habló del Casal Cívico y fue así como conocí el Punto Òmnia y al profesor Álex. Me cuesta un poco aprender todo lo que explica pero siempre le pongo voluntad y pensamiento positivo.

También me gusta leer y escribir. Tengo muchas faltas de ortografía pero me falta tiempo para aprender. Mas no puedo hacer porque tengo que ir a las visitas de lo médicos en Barcelona, Tarragona y aquí en Reus ya que desde que me trasplantaron un riñón estoy un poco delicada de salud.

Pero las ganas de aprender no me faltan. Todo lo del Casal es fabuloso, te enseñan todo lo quieras aprender. Los trabajadores muy atentos y el local muy bueno y muy bonito.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *